IR banner
Descargue el estudio de caso 
Con su alto nivel de automatización, ninguna planta de baterías para vehículos eléctricos puede operar sin la precisión del aire comprimido que es fundamental para alimentar equipos que van desde máquinas de mezclado, recubrimiento, soldadura y sellado hasta líneas de ensamblaje y logística automáticas y semiautomáticas.

Una fábrica de baterías con una capacidad de 10 GWh en promedio necesita aproximadamente 200-250 m3 de aire comprimido por minuto, donde también se utiliza el medio para la generación de nitrógeno, un gas inerte que ayuda a proteger varios de los procesos productivos. Tener una buena comprensión de cómo y dónde se usa el aire comprimido dentro de la planta le permite planificar mejor sus operaciones de fabricación.

Lea nuestro informe técnico para encontrar más detalles sobre el rol del aire comprimido y el nitrógeno en el proceso de producción de baterías y vea cómo puede cubrir todas sus necesidades de sistemas de aire comprimido.
Collateral cover
Visite el sitio web www.ingersollrand.com
© 2022 Ingersoll Rand | 525 Harbour Place Dr. | Davidson, NC 28036 | USA
Información legal
© 2022 Ingersoll Rand